fbpx
Home / CINE / Su nombre es Craig, Daniel Craig – Parte I

Su nombre es Craig, Daniel Craig – Parte I

Impactos: 1

Redactado por Raimundo Ruiz Toca.

Ahora que ha pasado una semana del estreno de la vigésimo cuarta película Bond, habiendo disminuido un poco la presencia mediática y, porqué no decirlo, cuando ya tenemos ese cierto regustillo de que se ha cerrado una época podemos pensar que es un buen momento de hacer balance.

Es indudable que Daniel Craig nos ha dado un nuevo enfoque al personaje y que ha coincidido con grandes guionistas y directores que lo han llevado a una evolución más natural de la que parecía haberse resistido en los últimos tiempos. Pero este proceso ha tenido sus claroscuros acompañados de una serie de acontecimientos que han marcado sus aciertos y sus errores…

Vamos a iniciar una serie de cuatro artículos con el propósito de hacer análisis de qué nos ha aportado y qué nos ha faltado en estas cuatro películas del octavo actor que interpreta al agente británico 007 al servicio de su Majestad…

La necesidad de cambiar las cosas…

Muere otro día, última película de Pierce Brosnan como protagonista, supuso un film bastante contradictorio para los dueños de la franquicia Bárbara Broccoli y Michael G Wilson. Si bien los números había sido un gran éxito alcanzando 430 millones de dólares y triplicando el presupuesto inicial de 142 millones de dólares, la crítica y aficionados inmolaron la cinta poniendo la franquicia en una posición muy difícil. Si lo pensamos bien este fracaso era normal: se había forzado el concepto del personaje hasta límites nunca vistos y el director Lee Tamahori cayó en el error de usar la edición visual, llevando a Bond casi al terreno de la Ciencia Ficción y traicionando el espíritu del agente secreto.

Ante esta sensación de agotamiento, los dos productores se plantearon una respuesta de manual: el reinicio de la franquicia.

La productora era la propietaria de los derechos de la primera novela de Ian Flemming, Casino Royale, pero antes de abordar el proyecto había que solucionar lo más importante: Brosnan había cumplido los cincuenta años y había comunicado su deseo de no seguir siendo el personaje. Por tanto había que buscar un nuevo actor, con la presión añadida de haber contado hasta ahora con la sólida presencia del actor irlandés. La operación tenía que estar muy calculada para evitar los desastres de tiempos anteriores.

La opinión popular y ciertos sectores de la productora se inclinaban por Henry Cavill, conocido actualmente por estar encarnando al Hombre de Acero en la franquicia dirigida por Zack Snyder. El problema era su edad. El joven actor sólo tenía 22 años y se buscaba el perfil de un agente secreto que rondara los 40 años. Habría que seguir buscando…

Paralelamente EON Productions acababa de fichar a Craig para cuatro películas por 15 millones de libras. En aquel momento el actor tenía 38 años, venía de rodar Munich con Steven Spielberg  y podría encajar. El problema es que no tenía el beneplácito de la familia Broccoli. Los responsables de EON decidieron acudir directamente a la MGM, puenteando a los productores y consiguiendo el papel para el actor.

El 14 de Octubre de 2005 a bordo del buque HSM President se comunicó oficialmente el nuevo actor para encarnar a James Bond; levantando una ola de protestas, polémicas e incluso sabotajes sin igual hasta entonces en los 51 años de la historia del personaje.

Casino Royale: qué duro es ser asesino…

La pregunta que continuamente me hago mientras interpreto el papel es “¿soy el bueno o sólo un malo que trabaja para los buenos?” El papel de Bond, después de todo, se puede reducir al de un asesino básicamente. Nunca he interpretado un papel en el que el lado oscuro de una persona no deba ser explorado. No creo que deba ser confuso para la conclusión final de la película, pero durante la misma, debe hacer que te preguntes quién es él realmente.

Estas palabras forman la piedra angular de todo el trabajo que ha hecho Daniel Craig con James Bond. Nos encontramos a un personaje más profundo, más humano y lleno de contradicciones que irá evolucionando emocionalmente y que no será el mismo en todas las películas, sino que cada versión será fruto de los hechos acaecidos en la película anterior.

Tal y como rezan las palabras de Craig, desde el comienzo de la película se produce una declaración de intenciones: Este agente secreto será más asesino y menos espía…

Para ello, el director de la cinta Martin Campbell, un especialista en el género, tenía que dejar claro cuanto antes los dos pilares sobre las que se fundamenta el giro realizado al personaje. El primer pilar y fruto del reinicio de la franquicia: Bond es un novato fallón y bastante tosco. El segundo pilar: su oficio no es pasearse en esmoquin y ligar con chicas. Su oficio es matar a los que crean problemas.

BondCasRoyale2

El mayor riesgo con el que corría la segunda parte de la película no tenía tanto que ver con la factura de guión y dirección tanto como con la elección de parte del elenco de la película. A semejanza de lo que ocurre en la realidad, el interés de la partidas de póker depende en gran medida de los integrantes que participan. Antes hablábamos de la breve presentación del antagonista de Bond, Le Chiffre… El actor danés Mads Mikkelsen había aterrizado en Hollywood con el film fallido El rey Arturo (2004) En el papel que nos ocupa ya nos demuestra a las claras la capacidad aterradora que desarrollará en la serie Haníbal (2013 – 2015) realizando una actuación soberbia que está en perfecto equilibrio entre la terrorífica frialdad del personaje y la expresividad que la historia requiere. Aquí la química que hay entre Craig y Mikkelsen crea el ambiente perfecto a través del trabajo de dirección que diseña la mayor parte de las escenas dando protagonismo a la mirada de los dos contendientes. La forma de mirar clara, profunda, perfecta  de Daniel Craig se enfrenta a la del danés que oscura, fría, y salpicada por un defecto característico del personaje que no revelaremos en el artículo por ser un elemento que impacta al espectador consiguiendo que le tengamos si no miedo, respeto.

Alrededor de esta dupla de actores nos encontramos un dupla extraordinariamente efectivos.  Judi Dench interpreta a M en una relación que dará muchísimo juego a lo largo de la saga Craig. Jeffrey Wright, encarna a Felix Leiter, el agente de la CIA que colabora con Bond de la misma forma solvente con la que interpreta todas sus películas.

Mención especial tiene el papel de Eva Green interpretando a Vesper Lynd. Oscura y noble, atractiva, sensual y portadora de muchos de los valores que Bond no está acostumbrado a ver en los múltiples escarceos que tiene… Esta figura será determinante en el desarrollo emocional del personaje y dará aún más credibilidad a todo lo que aún ha de llegar.

En conclusión, Casino Royale se ha hecho merecedora entre un amplio sector del público como la mejor película Bond. Mi opinión personal es que ese mérito se lo reparte con Skyfall aunque hay que reconocer que en esta primera película son muchas las virtudes, no tiene ningún defecto y establece las bases ni más ni menos que para tres películas más.

Check Also

Cine. Estrenos fin de semana. MATAR A DIOS

Cine. Estrenos fin de semana. MATAR A DIOS

Impactos: 60Cine. Estrenos fin de semana. 21/9/18 MATAR A DIOS Fotogramas Trailer Una familia se …